gaditanasartesanas

gaditanasartesanas

martes, 27 de octubre de 2015

EL CÁNDIDO MURCIÉLAGO VAMPIRO

¿Qué tal amig@s? Ya que estamos muy cerca de  Halloween les voy a presentar uno de mis juguetes preferidos. Los hizo mi madre y la verdad es que han quedado muy bien. Sólo les falta volar jajja! 
¿Queréis saber algo más de estos murciélagos? Pues aquí está una pequeña historia.

Sin lugar a dudas, el famoso conde Drácula es uno de los íconos de terror para diferentes culturas alrededor del mundo. Ya sea por copia, por importación cultural, por costumbre o por cercanía, el conde en alguna de sus interpretaciones está presente en miles de imágenes, anuncios, adornos, revistas, pósters y por supuesto disfraces, a lo largo y ancho del globo.
Podríamos hablar mucho de la historia misma del conde, aunque desde luego sería difícil aportar algo nuevo, pues se han escrito tantos libros, obras de teatro, cuentos y guiones cinematográficos, que la historia se ha ido hasta desgastando en poco más de 100 años, desde que apareció la novela homónima Drácula, escrita por Bram Stoker en 1897.
Sin embargo, existe una parte de la leyenda que resulta un tanto injusta para uno de sus actores.

El Desmodus Rotundus, o murciélago Vampiro, es un quiróptero de la subfamilia Desmodontidae y es hematófago, o sea, se alimenta de sangre.




La mordida del murciélago no es letal por si misma. De hecho es muy pequeña y muy poco profunda. Hacen una hendidura a nivel de piel y sin buscar venas o zonas especiales. 

Sí existe un riesgo con las mordidas del murciélago vampiro, pero es debido a las bacterias y virus que pueden transmitir con su saliva y depositarlas directamente en el torrente sanguíneo.
Es común que transmitan la rabia, aunque también se les asocia con enfermedades como La fiebre murina y la enfermedad de Chagas.

Todo esto hizo que la leyenda de Drácula, del Vampiro asesino e inmortal, se asociara con la del Pequeño Murciélago Desmodus.






El mamífero volador de 10 centímetros es incluso simpático y poco huraño, pero tiene una fama de matón que ya quisieran los mafiosos italianos.




En muchos lugares no es raro ver que ante la aparición de un murciélago, la gente que esté cerca se cubra el cuello con su chamarra o con las manos, como si corrieran en verdad el peligro de que les atacara el vampiro del cine.






Algunas películas, libros y cuentos han hecho esta asociación estableciendo que el Vampiro humanoide tiene la capacidad de tranformarse en murciélago para huir. En otras, como Bats, de 1999, murciélagos alterados genéticamente  son el enemigo en pleno, aterrorizando pueblos enteros.





Nada más lejano.
El ataque de un murciélago vampiro, es muy raro que se reporte. El de una banda entera de murciélagos: increíble.




Pero las leyendas y los mitos son así. Fértiles imaginaciones nutridas de fantásticos detalles de la vida real y en esta ocasión le tocó al inocente Desmodus Rotundus ser parte de uno de los mitos de terror más antiguos del mundo.
Esta es la historia y termino esta entrada recordando en este video al famoso Conde Drácula de mi infancia :-). Espero que les haya gustado. Un fuerte abrazo y hasta pronto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario